1) Elegir pista suave y con pendiente constante en una primera instancia (preferentemente pista azul).

 

2) El clavado de bastón es fundamental para lograr un buen ritmo en vueltas (ambas manos siempre por delante del cuerpo).

 

3) Mirar lejos (unos 6 o 7 mts como mínimo ) y en línea de máxima pendiente.

 

El error más común llegados a este punto es plantar el bastón demasiado cerca de la bota. Si te estás balanceando al interior necesitarás clavar más lejos de tu cuerpo, a medida que mayor sea la pendiente y, si quieres controlar la velocidad y tendrás que clavar todo lo adelante que puedas.

En resumen, en balanceo es esencial para mantener un corte fluido y, si querés que tu giro sea corto y controlado, tendrás que aprender a absorber a la par que te mantienes de cara a la pendiente. Si haces pequeñas extensiones no importa, de hecho muchas veces será imprescindible, pero absorber bien – siendo algo complejo pero no imposible – te hará esquiar de manera más eficiente.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit